611 092 872
contacto@shivaweb.es

Controlar el contenido de un blog

Miguel Angel López Torralba Información general, Pública

Puede parecer algo muy sencillo, pero controlar el contenido de un blog puede ser un caos e incluso una pesadilla, ya que puede que se escriba demasiado o demasiado poco, que el contenido no tenga relevancia, que no se sepa de que escribir, o que solo se utilice para darse bombo y platillo de uno mismo.

Llevo muchos años siendo blogger, alrededor de diez años, y he tenido muchos éxitos y fracasos, he aprendido a base de errores y de leer a otros que sabían más que yo y hoy os quiero contar algunos trucos para controlar un blog sin que este os coma.

Un blog puede ser algo espectacular o una pesadilla, depende de tu actitud y compromiso Clic para tuitear

Días de publicación

Sobre esto hay mucha controversia, hay quien dice que se deben de escribir dos, tres y hasta cinco post a la semana… en mi opinión depende del tiempo y necesidades de cada situación:

  • ¿Vas a pagar por las publicaciones a terceros? En caso afirmativo ¿Cuánto estas dispuesto a gastar?
  • ¿Tienes empleados a los cuales quieres pagar por el tiempo que están desarrollando las entradas? ¿Cuánto personal se dedicaría ello?
  • ¿Te vas a dedicar en persona al control del blog?

Y así podríamos preguntarnos mucho más, pero nosotros partiremos de una premisa. Hablaré para tí, para Paco, Ana, Adriana, Jose… para todos aquellos autónomos o pymes que no tienen grandes cantidades de tiempo ni de dinero. De este modo nos haremos de nuevo la pregunta.

¿Cuantos posts debo de tener a la semana?

Bien, según nuestra premisa, hay que tener en cuenta un factor muy importante:

Un blog recibirá visitas cuando tenga artículos que le den vida, no esperes que con un puñado de posts tu web se posicione rápidamente, ni que los visitantes acudan en masa, para todo esto hay que tener paciencia

Por este motivo la mejor forma de conseguir contenido de forma rápida es haciendo un par de publicaciones a la semana, por lo menos durante los seis primeros meses y luego se puede mantener o bajar a una y manteniéndola siempre pase lo que pase y en el mismo día. Es decir si publicas los martes, hazlo todos los martes, no cambies cada semana el día de publicación o perderás lectores.

Se que al principio tenemos muchas ideas y muchas ganas de publicar y de crecer, creamos mucho contenido y lo queremos mostrar todo, pero es mejor dosificarlo, coger toda esa información que creamos y planificarla.

Planificación y estrategia

Tenemos que planificarnos en el tiempo, hacer una estrategia sobre qué queremos publicar y cuándo queremos hacerlo.

Para ello lo mejor es utilizar un calendario e ir repartiendo nuestras entradas en el tiempo, no importa que no estén escritas, pero si que sepamos que queremos hacerlas.

Por ejemplo, yo en mi blog personal de programación decido que los martes voy a publicar sobre un tema y los jueves sobre otro hasta que termino el tutorial que quiero hacer, y antes de que esto ocurra ya tengo pensado sobre que escribir después.

Si tenemos entradas escritas de antemano, qué es lo ideal, llevar un mes de adelanto aproximadamente, podemos programar las fechas de publicación para no tener que ir nosotros a darle al botón de publicar, de este modo nuestro blog estará activo incluso aunque nosotros estemos dedicados a otras acciones, o incluso de de vacaciones.

En cuanto a la estrategia es muy importante que escribamos sobre información que esté relacionada con nuestra web, nuestro ámbito, no es para nada interesante tener entradas que se refieran a coches, cocina y puericultura en la misma web ya que las publicaciones no interesaran a los usuarios y perderemos tráfico.

Quien mucho abarca, poco aprieta. No escojas muchos temas dispares, solo aquellos que te son afines Clic para tuitear

Marca una estrategia en los contenidos, haciendo que estos sean útiles para los usuarios, no hagas solo publicidad o no los atraerás, y recuerda que aunque el principal objetivo de tu web es vender, tienes que ofrecer una propuesta de valor. Y considera fechas especiales como Navidades, o verano, para publicar según que tipo de contenidos.

Las ideas y los posts

No vamos a hablar en esta entrada sobre que debemos escribir o de donde obtener ideas, que al principio son muchas y luego van decayendo en número rápidamente. Vamos a hablar sobre las ideas que nos vienen a la cabeza, y sobre aquellos temas sobre los cuales queremos escribir.

Para mi siempre ha sido muy útil utilizar papel y bolígrafo, me gusta crear las ideas así, crear esquemas… y luego darles forma. Pero al final suelo acabar utilizando Evernote para poner el nombre provisional de la entrada, los enlaces y el material que voy a usar en el desarrollo de la misma.

El objetivo final de esto es tener un registro de las entradas que hay que ir desarrollando o incluso desarrolladas, para que de esa forma no se pierdan en la inmensidad de nuestros pensamientos.

Controlando los posts

Ya tenemos las ideas, la planificación, la estrategia… pero aun tengo que escribir los posts y saber cuando van a ir saliendo del horno.

Para ello tenemos que usar nuestra planificación e ir desarrollando nuestros posts con algún tiempo de antelación, para poder enfrentarnos a posibles modificaciones, retrasos…

Puedes incluso hacer esto por medio de una hoja de calculo donde no solo tengas aquellos artículos que ya están listos para publicarse si no aquellas ideas que aun están como un germen o que van desarrollándose con varios campos como:

  • Fecha
  • Título
  • Estado de desarrollo (En proceso / terminado)
  • Estado (Publicado, pendiente, descartado)
  • Posible fecha de publicación

De este modo podemos ver fácilmente cuales son los post que tenemos listos, en que punto del proceso se encuentran o incluso descartarlos si no nos interesan finalmente descartarlos y tener un listado completo de los mismos.

Un artículo, una carpeta

Es interesante también que dentro de nuestro ordenador tengamos una carpeta para cada post donde tengamos el documento de texto y otra carpeta interna con las imágenes.

Esto puede solucionar problemas en el futuro por cambios de tipos de blogs, o por tenerlo todo archivado de forma que se pueda consultar después en el tiempo.

Publicación

Llegamos al final de la cadena de producción, los posts están listos para publicarse y salir al público.

Para ello yo recomiendo siempre releerlo para encontrar fallos. Si te pasa como a mí, soy un poco disléxico, puede que aún así se  te escapen fallos. Previsualiza el contenido, que todo esté donde debe de estar y finalmente cuando publiques, asegurate de que los compartes en las redes sociales, ya sea manualmente o por medio automatización, siempre y cuando puedas controlar el contenido.

No te preocupes por que ese megapost que has pasado horas preparando no tiene las visitas que esperabas, el post estará ahí y cuando las visitas comiencen a llegar, que lo harán, tus posts irán cobrando vida y relevancia.

El trabajo en un blog, es como un camino largo, pero cada paso te acerca más al objetivo Clic para tuitear

Desarrollador Web, inquieto del marketing Online y comercial, dedicado al desarrollo y creación de aplicaciones web y su productividad en Internet

¿Te ha servido? Danos tu opinión

Tu email no se mostrará


Conócenos


Apúntate a nuestro newsletter

Y recibe de forma automática nuestro ebook para mejorar la presencia de tu marca en la red.


Descarga nuestro catálogo


Twitter


Facebook


Menú